De visita por el Museu de les Cultures del Món (BCN)

Hace unos días visité el “Museu de les cultures del món” de Barcelona. Empezaré por aclarar, que cuando escuché que se “abría de nuevo” y tras toda la polémica habida poco me apetecía, ya que después de la enorme decepción que me llevé al visitar el DHUB (del que espero hacer un post algún día) pensaba que me iba a encontrar con otro monstruo-museo, pero la curiosidad me pudo.

El ver la nueva disposición museográfica (que algunas fuentes cifran en…2,4 millones de €!) y el enfoque que se le había dado al discurso me parecían más que suficientes para acercarme, a ver si conseguían cambiar -a mejor- mi entusiasmo por los museos de estas características. museucm

Pues bien: se lo recomiendo a todo el mundo. Y más vale darse prisa, ya que hasta el 7 de Abril la entrada es gratuita (aunque tampoco pasa nada si pagamos pues la entrada será bastante asequible (general 5€-reducida 3,5€).

Si pretendía estar en el museo una horita, estuve TRES!: nada más entrar el personal de sala (hay que decir que muy atento y amable en todo momento) te indica detalladamente por donde iniciar la visita y las salas del museo y así uno empieza su recorrido pensando que se va a encontrar lo típico: que si figurillas con polvo, que si trozos de tela deshechos, que si un pedazo de barro… Y nuevamente no, ya que los bloques temáticos son bastante acertados, más alla de que el museo se divide en los cuatro típicos bloques de cualquier museo etnológico europeo tradicional: África- Oceanía- Asia-América.

A la entrada nos encontramos de pleno con África, dónde hallamos una buena representación de máscaras (una de las salas que más me gustó!) y del arte cristiano en Etiopía entre otras cosas. Encontramos de todo, desde vida cotidiana y ajuares funerarios a religión todo explicado detalladamente, y por cierto, una de las cosas que más me gustó fue que todo nos los muestran situado geográficamente, lo que nos ayuda a no perdernos y a no mezclar conceptos, religiones…

Sala África.

 

Si subimos a la siguiente planta encontramos Oceanía y Asia. He de decir que dentro de mi visita, mi motivación eran las piezas de Oceanía (Australia, Nueva Guinea y Polinesia) y no me defraudó: máscaras ceremoniales, escudos, pinturas sobre corteza y una de las piezas que me enamoró del museo: unos pilares de madera de varios metros y dos “Bisj” o palos ceremoniales del pueblo asmat (mediados siglo XX) y servían para honrar a los difuntos.

 

IMG_7366

Vista de la altura de los palos Bisj.

 

Imagen Extraída de la web del museo.

Detalle de Bisj. Imagen Extraída de la web del museo.

 

He de decir que el entusiasmo no decrece en ningún momento mientras visitamos el museo, ya que la disposición de las piezas del museo -el orden de la colección, la coherencia de las temáticas, la iluminación,…- hace que el espectador mantenga el ritmo.

Por último, en la última planta encontramos Asia de nuevo y la sección de América (muy recomendable ésta última) en la cual se puede disfrutar de la llamativa colección de vasos y de las figuras antropomórfas (aluciné con el Cuchimilco, una figura masculina que formaba parte de los ajuares funerarios).

En fin, podría hacer una larga y detallada descripción de las piezas que más me llamarón la atención (y por las que creo que vale la pena acercarse al museo) pero finalizaré este post con algunas reflexiones que me asaltaron tras la visita:

– La salida: no entiendo cómo, ¿!Cómo!? (quiero pensar que es por su reciente apertura y aún no está encarrilado el tema) no tiene una TIENDA este museo. Y quién lo haya visitado dirá que tiene. No. Eso que hay a la salida no es una tienda, lo siento. Con lo que me gustó el museo. Por favor, dispongan bien los libros (con unas secciones bien visibles y no las etiquetas pequeñas con la región del mundo que corresponden) Traigan guías que puedan satisfacer la curiosidad del visitante. Háganlo atractivo! Puede generar un beneficioso impacto sobre el museo!

– La integración del edificio: me parece un ejercicio admirable la integración dentro de la unión de dos edificios como son el Palau Nadal con el Palau Marquès de Llió. En algunas salas además descubrí explicaciones sobre elementos y detalles arquitectónicos. A veces, el contenedor es igual de importante que el contenido.

En resumen, una visita muy recomendable para descubrir la vida más allá de nuestras fronteras y un museo al que sin duda volveré.

 

See you soon!

Advertisements

2 thoughts on “De visita por el Museu de les Cultures del Món (BCN)

  1. Hola! Me sumo a tu valoración, El Museo de Cultures del Món bien vale una visita, y yo también estuve más del tiempo previsto. También espero que la tienda de ALTAÏR se llene de piezas tan interesantes como el propio museo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s